La iglesia se abrió al cultoen 1340

La iglesia se presenta hoy en su forma gótica provenzal original, con una fachada de amplia cúspide, en la que se sitúa el antiguo rosetón calado, y un pronaos de arcos apuntados

El interior es de una sola nave con diez capillas a cada lado. El presbiterio se caracteriza por la presencia de monumentos funerarios de la familia real angevina. En el centro se encuentra la tumba de Roberto de Anjou, obra de los hermanos Bertini, mientras que las dos tumbas del lado derecho, destinadas a albergar los restos de Carlos de Calabria y María de Valois, son obra del gran maestro Tino di Camaino. La tumba del lado izquierdo, en cambio, es la de María de Durazzo, realizada por un escultor anónimo, conocido como Maestro Durazzesco.

Además de los monumentos funerarios angevinos de Santa Clara, allí se conservan los restos de la familia Borbón.

En 1742, la iglesia fue reformada por el arquitecto Domenico Antonio Vaccaro. Los amplios revestimientos dieron al conjunto un aspecto barroco.

El 4 de agosto de 1943, la iglesia fue destruida casi por completo por un ataque aéreo. Fue reconstruida y restaurada bajo la dirección de Mario Zampino en el estilo gótico original. Diez años más tarde, el 4 de agosto de 1953, se reabrió al culto. 

Detrás del altar mayor se encuentra el antiguo Coro de las Clarisas, una sala desde la que las monjas participaban en los oficios religiosos. La capilla, estructurada como una sala capitular cisterciense, consta de tres naves, dos de ellas cubiertas por bóvedas de crucería. El Coro, hoy Capilla de la Adoración, es un espacio reservado a la oración,

En 1340 se abrió al culto la iglesia, en la que habían trabajado grandes artistas de la época como Tino di Camaino, los hermanos Bertini y muy probablemente Giotto.

Inmediatamente después de la capilla de los Borbones se encuentra la única pieza de fresco que ha sobrevivido a los avatares de la iglesia.

Representa a la Virgen laboriosa o costurera. A pesar de un gran fallo de escayola en la parte izquierda del fresco, se vislumbran, a la altura de la cabeza de la Virgen, los extremos de sus dedos unidos agarrando una aguja y tirando, con ágil y diestra habilidad de sastre, del hilo con el que va a remendar la tela arrugada de una de sus piernas. El Niño, pensativo, está sentado de lado en el suelo con las piernas cruzadas y un dedo sobre la boca, en alusión a la Eucaristía. Detrás de él, exactamente en eje con el cruce de sus miembros, se alza una cruz, clara referencia a la Pasión.

La única capilla de la basílica que ha conservado su vestimenta del siglo XVIII alberga actualmente los restos de varios príncipes de la Casa de Borbón de las Dos Sicilias, y en particular, a la izquierda se encuentra el monumento funerario del príncipe Felipe fallecido en 1777, hijo del rey Carlos III, realizado según un diseño de Ferdinando Fuga por Giovanni Attigiati, mientras que los querubines son obra de Giuseppe Sammartino.

  • 1310
    La construcción del complejo por el rey Roberto de Anjou y su segunda esposa Sancia de Mallorca

    Las obras se llevaron a cabo bajo la dirección de Gagliardo Primario primero, y de Lionardo di Vito después. En 1340, la iglesia se abrió al culto. La ciudadela franciscana se edificó construyendo dos conventos contiguos pero separados: uno femenino, para albergar a las clarisas, y otro masculino, para alojar a los frailes menores franciscanos.

  • Vaccaro y la "modernización
    1742

    El proyecto se encargó al arquitecto napolitano Domenico Antonio Vaccaro.

    Revestimientos meticulosos le daban un aspecto barroco: el interior estaba cubierto de mármol policromado, estuco y cornisas doradas; el techo de cerchas estaba oculto por una bóveda decorada por grandes pintores de la época

     

  • 1943
    La guerra

    Durante la Segunda Guerra Mundial, un ataque aéreo destruyó casi por completo la iglesia. 

  • POST FATA RESURGO
    1953

    Fue reconstruida y restaurada en el estilo gótico original y reabierta al culto exactamente diez años después.

    Hoy presenta una amplia fachada cuspidada, en la que se encuentra el antiguo rosetón calado.

Horario de apertura

  • L-S 9:30-17:00  
  • DOM 10:00 - 14:00

DÓNDE ESTAMOS

Via Santa Chiara 49c 80134, Nápoles

SÍGUENOS

Horario del claustro

LUN/SÁB 9:30 - 17:00

DOM 10:00 - 14:00

 

¿Dónde estamos?

Via Santa Chiara 49c, 80134 Na

El Complesso Monumentale di Santa Chiara recuerda que las entradas sólo pueden adquirirse in situ, en el momento de la entrada.